inhocuo

Dícese de aquello que no hace daño físico o moral. ¿Hay algo de inhocuo en las palabras?

15.1.10

Si de rachas se trata...

Publicado por Infinithy |

Llevo una racha de post que dan pena, pena porque no puedo contar cosas buenas que me pudieran pasar. Definitivamente tengo la "Rarra"
Esta vez no ha sido un día, ha sido una semana entera.
De hecho el único día del que pude estar contenta fue lunes. El resto ha sido de infarto.
En el curro es donde se han dado el lugar  de los hechos.
Estoy indignadisima. Hace un par de post, publiqué que me había salido nuevo trabajo y que las funciones que desempeñaban me gustaban mucho. Pero claro todo tiene su parte positiva y su parte negativa.
Estoy contratada de becaria, sí, de becaria, a mis 26 años. Viene algo a ser algo así como lo que hacía Monica Lewinsky pero sin meterme debajo de la mesa ni terminar con vestidos manchados. 





La verdad es que el trato a los becarios a veces es deplorable. No hay más que decir que las "clases" (por lo menos en la empresa donde estoy) están muy marcadas. Eso de que pase alguien a tu lado, que no sea becario, por supuesto, y que te salude ya debe de ser un honor para tí. Pues lo unico que saben hacer bien es mirarte por encima del hombro y tratarte como un pringado y sentirte bienaventurado por poder estar haciendo allí prácticas.
En cuanto a la cesta de Navidad agendas y calendarios, o "regalitos" de la empresa a sus empleados, los becarios no tienen derecho a poseer tales reliquias y por qué, porque son becarios y no son parte de la empresa. El que recibas una agenda o un calendario o una cesta de Navidad es porque le has caído bien a tu compañero/a y se ha apiadado de ti y te ha conseguido uno. No es por el valor económico que puedan tener estos artilugios, si no por el detalle o por lo que puedan significar para la persona que lo recibe. O hablando claro, por la integridad laboral.
Son cosas, que vas viendo y que no le das importancia hasta que te pasa algo peor. Algo grave. Y entonces te das cuenta de que eres una "mierda" en pocas palabras. Y quién quiere prácticas de este tipo, si luego realmente aprendes lo que te dejan aprender y ganas muchas habilidades en montar árboles de Navidad (si si, he dicho "montar árboles de Navidad", y además en plural). Y bueno, quizás ganar algo de prestigio en el currículo. Aunque en el fondo sólo tú sabes que simplemente es el nombre de una empresa. ¿Y qué pasa con quién quiere sacar algo de provecho? (sonido de grillos).


Cuando he mencionado lo de grave, hablo de montarse una movida brutal. Como la que me ha pasado a mí ésta semana. Donde está implicado Director General (más séquitos) y tu "responsable". El cual no sabe asumir sus propios errores y la única capacidad que tiene es la de echarle la mierda encima al becario. ¿Y que he hecho? solucionarlo como buenamente he podido, callarme y llevar una  semana de angustia que no me deja ni llorar.


Lo único que me sale por la boca es que estoy deseando que se me acaben las putas prácticas de Monica (aunque ella por lo menos se lo pasó bien y sacó pasta) y hablar de que tengo un curro en la que simplemente detrás de cada puesto detrás hay una persona con todo lo que ello implica.


Ah y claro, la cosa no termina ahí ¡Por favor! Sería demasiado bueno. Ayer me dieron un golpe en el coche, y el muy o la muy sinvergüenza no supo dejar sus datos. ¿No queda nadie en la tierra que sea consecuente con sus actos? Quizás la rara o la pringada de la faz de la tierra soy yo!! NO LO ENTIENDO.
Lo único que sé es que me quedado con el culo al aire y con bollado en el coche.




Infinithy

6 comentarios:

Joseluinik dijo...

Dicen que todo es parte del equilibrio, que a unos les tiene que ir mal, para que a otros les vaya bien, prefiero quedarme con eso mismo, que son rachas, pero míralo por el lado bueno, la Mónica a provechó una mala racha para dar el campanazo. Si la vida te da la espalda, enséñala el culo.

La Queli dijo...

Vamos con los tópicos???, a veces consuelan :
- No hay mal que cien años dure.
- Todo lo que cae, vuelve irremisiblemente a subir.
- Mal de muchos, consuelo de tontos........

No es un gran consuelo, pero es cierto que todo lo malo tiene su fin y al final se sacan experiencias y todo eso....

Nada, nena, que ojalá se pase pronto esta racha, que va a acabar con tu salud a base de cabreos.

Besucos y mucho ánimo. Y al cabron@ que te abolló el coche, que se le caiga el suyo a pedazos.

Xerenor dijo...

"Una historia china habla de un anciano labrador, muy pobre pero sabio, que no tenía más tesoro que su único hijo, Zijn.

Un día vagando por el campo Zijn se encontró un hermoso caballo salvaje y lo llevó a su humilde casa... todos los vecinos del pueblo lo siguen
con gran admiración y envidia, y le dicen al padre de Zijn: Que hermoso caballo, debe costar una fortuna, que afortunado eres, a lo que el chino responde:
"Puede que sea buena suerte, puede que no. ¿Quién sabe? ...
Un día el caballo se escapó a las montañas, su hijo Zijn se quedó muy triste y los campesinos fueron a la casa del chino a lamentar lo sucedido, diciendo: Que lastima, se te fue el caballo y ahora eres más
pobre, que mala suerte, a lo que el chino les respondió:
"Puede que sea buena suerte, puede que no. ¿Quién sabe? ...

Un tiempo después el caballo volvió de las montañas trayendo consigo una manada de caballos salvajes, nuevamente los campesinos fueron a felicitar al labrador por su buena suerte, a lo que el chino les
respondió:
"Puede que sea buena suerte, puede que no. ¿Quién sabe? ...
Cuando el hijo del labrador intentó domar uno de los caballos salvajes, se cayó y se rompió una pierna. Todo el mundo consideró esto una desgracia, no así el labrador, quien se limitó a decir:
"Puede que sea buena suerte, puede que no. ¿Quién sabe? ...

Al poco tiempo, se desató una guerra en las fronteras de China y pasaron por el pueblo reclutando a todos los jóvenes para el ejército menos al hijo del campesino que fue rechazado porque tenía la pierna
rota. Cuando los vecinos le dijeron lo afortunado que era porque su hijo no había sido alistado, el campesino simplemente les respondió:
"Puede que sea buena suerte, puede que no. ¿Quién sabe? ...."

Es lo que dice La Queli, todo lo malo tiene su fin... y nunca sabes si algo positivo viene detrás de algo negativo o viceversa, así que ánimo y que le den al irresponsable de tu jefe, al del coche y se feliz que la vida son 2 días... coño...y una noche... habrá que salir de fiesta no??

Saludos!

Mary Lovecraft dijo...

Vaya cielo, lo siento mucho!

y es que cuando viene una rachita de éstas, sólo queda pasarla, sacar lo que de bueno se pueda sacar (para mí las enseñanzas siempre son buenas, si nos ayudan a madurar, ver las cosas desde otra óptica y ofrecer alternativas en posibles situaciones posteriores semejantes) y ¡seguir adelante!

un beso grande!

el centollo mecánico dijo...

El tiempo pone las cosas en su sitio...¡animo! un besito

Sach dijo...

Me quedo con la historia de Xerenor. Esto ahora parece malo pero quien sabe si cuando tu jefe te echó la miera a ti el jefe de tu jefe sabía de verdad lo que había pasado (o se entera después) y entonces tu actitud de callar y tragar se ve recompensada.

Y si no es así, pues por lo menos sacas una valiosa lección para cuando, en muy poquito tiempo, seas jefa trates a tus becarios como se merecen.

Ánimo!